Trastornos del control del impulsos

La característica principal , es un déficit para resistir un impulso, una motivación o una tentación par llevar a cabo un acto perjudicial.
Se trata de actos que se llevan a cabo sin reflexionar, como consecuencia de un impulso incontrolable, lo que hace que no se tengan en cuenta las consecuencias de los actos.
Ejemplos de este tipo de trastornos son la cleptomanía, piromanía, juego patológico, tricotilomanía.