Terapia infantil

La terapia infantil tiene como objetivo ayudar a los niños que presentan problemas en su vida cotidiana (emocionales o de comportamiento) dándoles herramientas para mejorar su bienestar emocional y/o su integración social.
En la terapia infantil se utilizan distintas técnicas y procedimientos distintos de la terapia con adultos, debido a que los niños suelen expresar sus sentimientos y preocupaciones de maneras más simbólicas. Por eso, actividades, representaciones poco estructuradas, juegos y un vínculo de confianza para comunicarse con ellossuelen ser métodos más efectivos para la terapia.
Aunque la terapia infantil está dirigida esencialmente a los niños, también es necesario trabajar con su familia para que se mantenga el aprendizaje obtenido durante la terapia.
La duración de las sesiones es de 50 minutos y la frecuencia es semanal.