Terapia de familia

La terapia familiar tiene como objetivo ayudar a las familias a mejorar sus relaciones, a través de la identificación de los conflictos familiares que muchas veces se derivan de falta de comunicación eficaz o patrones de interacciones inadecuadas.
Lo mas deseable para la realización de la terapia es que acudan todos los miembros de la familia que están implicados en el problema que les ha llevado a consulta. Sin embargo, esto no siempre es posible (imposibilidad o negativa de alguno de los miembros a acudir a terapia). En estos casos, el psicólogo trabaja con los familiares que sí acuden a terapia, de cara a mejorar y mantener la dinámica familiar.
La duración de estas sesiones es de 90 minutos, con una frecuencia semanal.