Supervisión de casos clínicos

La supervisión de casos clínicos tiene el objetivo de ayudar a resolver los casos a los que el psicólogo se enfrenta en su práctica diaria (aclarando las dudas que pueden surgir, confirmando el abordaje y las técnicas utilizadas, etc.) sobre todo cuando el profesional está empezando su actividad. Pero además, esta es una herramienta de la que puede beneficiarse cualquier psicólogo que ejerza la práctica clínica (aún con años de experiencia), ya que también contribuye a potenciar las habilidades terapéuticas que se ponen en marcha durante el ejercicio de nuestra profesión y, en definitiva, a poder ofrecer a nuestros pacientes una terapia de calidad.
Los requisitos para supervisar casos clínicos son que el psicólogo esté colegiado y que trabaje desde un enfoque cognitivo-conductual (el mismo desde el que se trabaja en este Centro).