En el Centro de Psicología y Orientación de Madrid (PSOMA), nos preocupamos por el bienestar de las personas. Apostamos por un modelo activo, en el que se concibe al ser humano no como un mero reactor a los estímulos ambientales, sino como un constructor activo de su experiencia, un "procesador activo de la información". (Neisser, 1.967).

Nuestro objetivo principal es que la persona alcance un bienestar en su forma de relacionarse, de superar los problemas, etc. En definitiva, que alcance un nivel de satisfacción adecuado, que le permita sentirse válido y dispuesto a enfrentarse a todas las dificultades que a veces se nos ponen en frente y que no podemos evitar, sino aprender a afrontarlas de forma exitosa.

A lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a diferentes situaciones o dificultades que nos hacen comportamos de una u otra manera, dependiendo de nuestro momento personal, nuestro entorno, las capacidades que tenemos, etc.

Sea cual sea nuestra forma de comportarnos, esta influirá en nuestro estado de ánimo, sentimientos, emociones y pensamientos. Lo que también es cierto es que el ritmo vertiginoso de nuestras vidas y cómo suceden los acontecimientos, hace que en ocasiones no nos veamos capaces de afrontar problemas por nosotros mismos, que sintamos que las situaciones nos superan o que la tristeza, la angustia o el miedo no nos permita superarlos de la forma correcta y nos sintamos insatisfechos.