Grupos de superación de problemas de la vida cotidiana

En ocasiones, nos encontramos con situaciones que a simple vista, parecen fáciles de resolver, pero por diferentes circunstancias hacen que nos paralicemos o que enfrentarnos a ellas nos hagan sentir nerviosos o con la sensación de "no soy capaz de". Una buena forma de aprender a afrontarlos, es a través de terapias grupales, viendo que nuestras circunstancias no son tan diferentes a las de lo demás, que a través de las indicaciones del terapeuta y del aprendizaje a través de los otros, se puede conseguir.
Por ello, desde nuestro centro llevamos a cabo grupos de superación de problemas de la vida cotidiana.

  • 1.- Entrenamiento en Habilidades Sociales

    En ocasiones, nos encontramos ante situaciones normales de la vida cotidiana, que suponen un problema para nosotros a la hora de enfrentarnos a ellas. Se trata de cosas que en principio parecen tan banales como pedir un favor, saber decir que algo que nos desagrada, o incluso saber reclamar lo que es nuestro. Estas conductas tan sociales se trabajan de forma muy favorable en los grupos, ya que podemos practicar y poner en marcha las conductas adquiridas en un entorno controlado.

    La conducta socialmente habilidosa es ese conjunto de conductas emitidas por un individuo en un contexto interpersonal que expresa los sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de ese individuo, de un modo adecuado a la situación, respetando esas conductas en los demás, y que generalmente resuelve los problemas inmediatos de la situación mientras minimiza la probabilidad de futuros problemas. Las estrategias a entrenar, suelen reflejarse en estos paquetes de entrenamiento:

    - Iniciar y mantener conversaciones.
    - Hablar en público.
    - Expresar amor, agrado, afecto.
    - Defensa de los propios derechos.
    - Pedir favores.
    - Rechazar opiniones.
    - Hacer cumplidos.
    - Aceptar cumplidos.
    - Expresión de opiniones personales, incluido el desacuerdo.
    - Expresión justificada de molestia, desagrado o enfado.
    - Disculparse o admitir ignorancia.
    - Petición de cambios en la conducta del otro.
    - Afrontamiento de las criticas.
    - Uso de mensajes "YO".
  • 2.- Técnicas de control de la activación / Técnicas de Relajación

    Se ha demostrado la eficacia de la relajación en muchos ámbitos: en los tratamientos del insomnio, hipertensión esencial, cefaleas tensionales, asma bronquial, ansiedad, fobias y tensión en general, así como tratamiento coadyuvante en diversas condiciones como ansiedad a hablar en publico, las fobias, la ansiedad generalizada, colon irritable, dolor crónico y las disfunciones sexuales. Los efectos de estas técnicas de relajación alteran los procesos fisiológicos relacionados con la ansiedad como: frecuencia cardiaca y respiratoria, consumo de oxigeno, la tensión muscular tónica, la transmisión dérmica y la tensión arterial. Entre las técnicas de relajación mas usadas y que frecuentemente se trabajan en grupo se encuentran, la relajación progresiva (discriminación perceptiva de la tensión - relajación), el entrenamiento autogéno (representaciones mentales de sensaciones) y la respiración. A través de estas técnicas se consigue que la activación del paciente disminuya, y de esta manera también su malestar.
  • 3.- Técnicas para la Superación del duelo

    Los procesos psicológicos que desarrollamos están influidos por nuestra interacción con los demás, por eso, el duelo, como proceso de adaptación a la muerte de un ser querido, también lo esta. Normalmente, nuestra sociedad afronta la muerte evitándola: se intenta no hablar de dolor, de enfermedad, de la muerte, con la consecuencia de que cuando nos topamos con ella, carecemos de recursos para hacerle frente. La sociedad, el entorno mas cercano del doliente, le apremia para que este bien, para que no piense, para que se distraiga y no este en contacto con el dolor. Sin embargo, todos estos mecanismos de evitación hace que el duelo se complique.

    Todos los procesos que se dan en la sociedad influyen definitivamente en la evolución individual del duelo: como lo experimentan en su familia, como expresa el doliente su malestar a los demás, si lo expresa o no, si utiliza mecanismos auténticos, etc. De aquí proviene la potencia de la terapia de grupo en el trabajo del duelo: ésta aúna el trabajo individual de cada participante en un entorno de interacción social real que permite, por un lado, compartir la experiencia del duelo y, por otro, ensayar nuevas maneras de estar y de sentir en la relación.
  • 4.- Grupo de ayuda mutua

    Personas que comparten un mismo problema o dificultad se reúnen para intentar mejorar y superar una situación. Pueden ser muy variados porque se forman dependiendo de los intereses individuales de las personas en un momento concreto:

    • grupos en torno a problemas originados por una enfermedad de larga duración, como enfermedades cardiacas, parkinson, alzheimer, enfermedad celiaca, diabetes, asma, etc.
    • grupos creados en torno a problemas de adicción: alcohol, drogas, juego.
    • los creados a causa de problemas de rechazo social.

  • 5.- Grupos de autoestima

    El objetivo principal de estos grupos es mejorar la autoestima y la fortaleza personal: superar dificultades emocionales, superar la desvalorización aprendiendo a evaluar positivamente las características personales. Para ello se trabaja en grupo sobre la definición de la autoestima, por qué es tan importante, la necesidad de aprender a evaluarse de forma adecuada, pensamientos irracionales, distorsiones cognitivas, la resolución de problemas y la planificación de actividades agradables, para que de esta manera los pacientes sean capaces de conseguir la seguridad en ellos mismos y verse capaces de enfrentarse a cualquier tipo de situación.