¿Lo que te cuente es confidencial?
Los psicólogos regimos nuestra actividad terapéutica por lo que marca el código deontológico. En este código se establece, entre otros puntos, la obligatoriedad de la confidencialidad en la relación terapéutica.

En los casos en los que la terapia se efectúe entre el psicólogo y mas de un paciente (terapia de pareja, terapia familiar), siempre existe un espacio para cada uno de los pacientes con el psicólogo a solas. Y la información que ahí se trate queda entre ellos dos, sin compartirla con el/los otro/s paciente/s de la terapia.